Garbanzos con bacalao en ensalada

Ensalada de garbanzos y bacalao

Si desalamos nosotros el bacalao, lavamos bien las tajadas y las ponemos en un recipiente cubiertas de agua durante dos días. Cambiaremos el agua una vez por la mañana y otra vez por la noche, en total cuatro veces.

Si los garbanzos son de tarro, los lavamos con agua fresca y los escurrimos.
Si  los remojamos en casa, los dejamos sumergidos en agua con una cucharada de sal durante 12 horas. Luego los lavamos con agua limpia y fresca y los escurrimos.

INGREDIENTES 
Para dos personas

  • 2 puñados de garbanzos previamente remojados o un tarro de garbanzos cocidos
  • Dos tajadas de bacalao desalado de la parte del lomo (lo venden desalado)
  • Un tomate fresco pelado
  • 12 aceitunas negras
  • Una salsa vinagreta (3 cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de vinagre de vino, una cebolleta y un diente de ajo).

ELABORACIÓN

  • Cocemos los garbanzos cubiertos con agua hasta que estén tiernos. Podemos agregarles unas ramitas de perejil, unos dientes de ajo enteros y una hoja de laurel que retiraremos luego.
  • Mientras los garbanzos cuecen, escaldamos el bacalao: vertemos agua fría en una cazuela e introducimos los trozos de bacalao de forma que queden bien cubiertos. Lo llevamos al fuego y cuando empieza a hervir lo retiramos del fuego y tapamos la cazuela.
  • Escaldamos también unos tomates (los sumergimos en agua hirviendo durante un momento) y los pelamos y partimos en rodajas.
  • Preparamos una salsa vinagreta con un ajo exprimido, una cebolleta tierna bien picadita, vinagre o zumo de limón, sal y un buen chorro de aceite de oliva
  • Con todos los ingredientes a temperatura ambiente, montamos la ensalada poniendo en la fuente los garbanzos bien escurridos, el bacalao, las rodajas de tomate y las aceitunas. La sazonamos con la vinagreta.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarta de queso muy ligera

Zarzuela de pescados y mariscos

Bizcocho de zanahoria