Calabacines con bonito y bechamel


INGREDIENTES Para dos personas
  • 1 calabacín mediano o dos pequeños.
  • Una lata pequeña de bonito en aceite.
  • 1 diente de ajo.
  • ½ litro de bechamel.
  • Aceite, sal y nuez moscada.
  • 3 cucharadas de pan rallado.
ELABORACIÓN
  • Lavamos, secamos y cortamos en rodajas finas el calabacín.
  • Ponemos una cucharada de aceite en una sartén o rustidera y sofreímos en ella suavemente el calabacín junto con el ajo picado muy fino. Dejamos que se haga, tapado y revolviendo de veaz en cuando hasta que el calabacín esté tierno.
  • Mientras, preparamos una salsa bechamel (ver abajo) de consistencia ligera.
  • Sacamos el calabacín para una fuente que pueda ir al horno y le agregamos el bonito bien escurrido de su aceite y desmenuzado.
  • Lo cubrimos con la salsa bechamel y lo espolvoreamos con el pan rallado.
  • Lo metemos al horno a gratinar hasta que está dorado.
SALSA BECHAMEL
  • 2 cucharadas de aceite
  • Una cucharada de harina
  • Medio litro de leche fría o del tiempo.
ELABORACIÓN
  • Ponemos en una sartén el aceite, la llevamos al fuego y agregamos la harina. La rehogamos.
  • Agregamos la leche y revolvemos con cuchara de madera hasta que la leche y la harina se integran y forman una crema.
  • La sazonamos con sal y nuez moscada y dejamos que cueza a fuego medio durante unos minutos, revolviendo todo el tiempo para que no se pegue o apelotone.
  • Si la viéramos muy espesa, añadimos algo más de leche.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarta de queso muy ligera

Bizcocho de zanahoria

Zarzuela de pescados y mariscos